You are currently browsing the category archive for the ‘ECOnomía’ category.

Imagen

En Ciudad Bolívar, al sur de Bogotá, las familias de desplazados comen lo que pueden y cuando pueden.

En la vieja y destartalada nevera de una de ellas, que ni siquiera está conectada a la electricidad, un negruzco y maloliente corazón de res es atesorado. Cada día, hace más de una semana, el vital músculo es sumergido en la única olla de la casa apenas el agua comienza a hervir. 

El sustancioso caldo ayuda a engañar al hambre y al frío, llenando los platos de una familia de cuatro. Más eficaz, sin embargo, es el bazuco que se consigue en la olla más cercana, que permite ignorar la urgencia del hambre, pero que aumenta la angustia y la tristeza.

— 

Camilo recorre los pasillos de su colegio relatando orgulloso los logros de ese oasis en Ciudad Bolívar. Sube y baja escaleras, pasa por la biblioteca, ingresa a los salones interrumpiendo clases y mostrando a los ejecutivos de una importante empresa transnacional los impecables cuadernos de los niños y niñas de primaria, llenos de dibujos y colores.

Los ejecutivos, hombres y mujeres que a diario lidian con problemas de mercado y grandes sumas de dinero, esconden lágrimas y emociones al conocer las escuálidas finanzas del colegio, que a diario da de comer a más de 500 alumnos.

Camilo no tiene más de 13 años, una sonrisa sincera y ganas de estudiar comunicación social. En dos años deberá cambiarse a otro colegio, más lejano, para terminar la secundaria. Pero a él le gusta éste, a pesar del recreo en plena calle porque no hay patio de juegos, de las rejas en cada ventana para evitar los robos, y de la vista al barrio pobre, lleno de casas apretadas, hambre, droga y horribles torres de alta tensión.

 

AGRICULTOR_CHNO

Son las nuevas inversiones neocoloniales. Se producen cuando algún pequeño y sobrepoblado país súperimportador de alimentos que no tiene terrenos cultivables consigue que otro, con hambre, sed y necesidad –en África, Asia o Latinoamérica-, le rente unas cuantas miles de hectáreas para plantar lo que sea: arroz, soya, trigo, cebada, maíz.

Comunidades indígenas, pastores o propietarios de granjas colectivas arriendan sus tierras por unos pocos dólares o euros, las que son explotadas hasta terminar repletas de pesticidas y herbicidas, y mustias como un árbol seco.

Más de mil millones de personas pasan hambre en el mundo hoy, y sus gobiernos arriendan tierras a empresas extranjeras cambio de inversiones, tecnología y efectivo, sin contar con la exención de impuestos y la posibilidad de exportar a sus países la totalidad de las cosechas.

Uno de los casos más publicitados ha sido el de una empresa coreana que proyecta alquilar por 100 años la mitad de la tierra cultivable en Madagascar para plantar maíz que importar a Seúl. En la isla, más del 70% de la población vive bajo el umbral de la pobreza y más de medio millón de personas recibe asistencia del Programa Mundial de Alimentos.

Los gobiernos anfitriones ofrecen tierras “vacías” o de propiedad estatal, la que en muchos casos ha sido cultivada por generaciones de personas que encontraron en ellas la única forma de subsistir.

El G8 acaba de aprobar un presupuesto de US$20 mil millones para luchar contra el hambre, promoviendo el desarrollo agrícola sustentable, pero muchos dudan de su efectividad sino se consideran otros factores. Porque sin tierra, no hay comida.

recursos hídricos

Los dirigentes de los países del G8, los más ricos del mundo, prometieron en 2005 aportar 50 mil millones de dólares en ayuda a los países más pobres para el 2010. Asimismo, tenían el compromiso de mejorar de manera significativa el modo en que ésta se materializa, es decir, aportando recursos genuinos para la lucha contra la pobreza.

Sin embargo, la actual crisis económica ha vuelto las frágiles promesas un compromiso incómodo y ya se anuncian recortes.

La ONG Oxfam calcula que los países ricos se quedarán a 30.000 millones, lejos cumplir su objetivo total de 50.000 millones, cantidad con la que se podrían salvar cinco millones de vidas. Sin esta ayuda de vital importancia, será imposible cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio para el año 2015, entre los que se encuentran reducir la tasa de mortalidad de madres y niños y conseguir que todo niño pueda ir a la escuela.

Por eso Oxfam está invitando a hacer una promesa, y mantenerla, para enseñar a los líderes mundiales cómo es que se hace.

 

fsm-belem32

Allí, cerquita de la Amazonía están los otros. Los indígenas, los homosexuales, los que trabajan tierras ajenas, las mujeres, los que no tienen mucho, los que no tienen nada, los anarquistas, los revolucionarios, los migrantes, los tercemundistas, los anti Mc Donalds, los orientalistas, los del sur, los ambientalistas, los de abajo, los refugiados, los clandestinos, los olvidados, los pacifistas, los bichos raros.

 

Mientras en Davos los grandes magnates debaten sobre la crisis que no los deja dormir y que los ha estado diezmando en estas últimas semanas (van algunas decenas de multimillonarios suicidas), en Belém do Pará los otros celebran con danzas bajo la lluvia el Octavo Foro Social Mundial.

 

El medioambiente y el desarrollo sustentable son las preocupaciones de los otros, que se preocupan harto pero también harto bien que lo pasan, en talleres, eventos culturales y fiestas populares.

 

La nieve cubre las aceras de la ciudad suiza, pero el frío no se siente en el centro de convenciones, donde se reúnen más de 2.500 participantes de 96 países, la mayoría de los cuales son directivos de las principales compañías mundiales, destacan orgullosos los organizadores.

 

Los populáricos, en tanto, son más de 120 mil, que se reúnen al aire libre y sin aire acondicionado, porque les preocupa el calentamiento global, los hielos que se derriten, los pantanos y bosques que se secan y el agua que escasea, y las gentes que viven cerca de esos hielos, pantanos, bosques y ríos.

 

Desde Chile el candidato presidencial de derecha viaja a Europa, a codearse con sus pares y ufanarse de estar cerca del sillón más importante de esta economía ejemplar. Ojalá volara más cerca y con ropa más liviana. Quizás regresaría más contento y bronceado, desde la América profunda.

 

Días de post

mayo 2017
L M X J V S D
« Dic    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivos

RSS SeMaNa

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Primera lluvia

  • La oscuridad
    La oscuridad ya se había disipado y ambos yacían en el living, aún medio agitados pero sin ningún impulso visible por escapar nuevamente de la luz. Desde el sillón él le observaba en silencio, con los ojos diagramando una lista … Seguir leyendo →

Actualizaciones de Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.