bourdain

 

Ayer estuvo por estos lados, comiendo mariscos. Terminó su jornada en el Mercado Puerto, después de un largo día en la región de Valparaíso, donde a media mañana comió todo tipo de empanadas fritas: de ostiones, de machas, queso, napolitana, de locos (léase concholepas concholepas, nada que ver con quienes rallan la papa, peinan la muñeca o se les soltó un tornillo…)

 

La maratón de comida continuó en Viña, en un tóxico-clásico: el Sibarítico, famoso por sus completos altamente venenosos, pero tentadores para muchos (ingentes cantidades de tomate picado, palta aumentada con mayonesa de bolsa, mayonesa casera, chucrut + lo que Ud. se le antoje, léase mostaza, ketchup, ají y un largo etcétera). Para que quede claro: no se comen, se engullen.

 

En su paso por Santiago, según los medios locales, ha comido: lomito XL de la Fuente Alemana, cazuela en el Mercado Central –hasta ahora, lo más sano del menú, que según mi experiencia, debe haberle parecido de lo más aburrida-, pernil, arrollado huaso (él, feliz, ama el cerdo) y terremoto en La Piojera.

 

Hoy La Tercera editorializa sobre la importancia de su visita (casi “un asunto de Estado”), mientras otros medios lo califican el “Dr. House de la cocina”. La gente lo comenta, los canales de TV hacen notas sobre nuestra gastronomía y, de aquí a que Tony vuelva del sur (¿irá a lo de las longanizas de Chillán, a Angelmó/Chiloé o a comer cordero al palo en la Patagonia?), ya habrán contactado a antropólogos culinarios y expertos para descifrar si la ruta gastronómica fue digna de la imagen país que queremos proyectar.

 

bourdain_vietnam

 

Todo un rock star, como siempre. Loco, divertido e irónico (me muero por saber  qué diablos dice finalmente de nuestros platos), bueno pa´l copete, taimado a veces (su lado tímido). Ácido pero no denso.

 

¿Quién dijo que el mejor trabajo del mundo era que te pagaran muy bien por cuidar una isla paradisíaca? ¡Pamplinas! Tony y su equipo tienen el trabajo que yo siempre soñé: viajan y comen (¡y no engordan!), y encima les pagan por ello.

 

Ok, me declaro una groopie. Sí, estoy en medio de la lectura de su libro Kitchen Confidential. Hasta el momento, mi frase favorita, que resume cabalmente a Tony : Tu cuerpo no es un templo… es un parque de diversiones!

 

 

Anuncios