barack-obama

 

 

Las pantallas se llenaron con su rostro, las portadas de los diarios con su sonrisa. Sus palabras fueron reproducidas hasta el cansancio, los lugares comunes se volvieron insoportables. Pero nadie puede negar que ayer se respiraba optimismo.

 

La esperanza rebalsó hasta el Medio Oriente e Israel, expectante, dejó de bombardear por un rato para sentarse frente al televisor.

 

En Guantánamo se detuvieron las torturas al mediodía para seguir los detalles del juramento sobre la Biblia de Lincoln, mientras en Bagdad los ataques quedaron a la espera de las órdenes del nuevo Comandante en Jefe.

 

Desde una esquina de carne y hueso, seguiremos mirando cómo transcurre el mundo… 

 

Opina el blog de la Casa Blanca o mira millones de fotos en Obama Photo Book

 

Anuncios