Lo consigna El Mercurio en su edición de ayer: una nueva casta de sacerdotes está empezando a tomar fuerza al interior de la Apostólica y Romana: los curas verdes.

 

Como (casi) todo cambia vertiginosamente por estos días, pues los curitas de Copiapó y Aysén se la están jugando por la ecología, desafiando a dos proyectos multimillonarios y poderosos: Pascua Lama e HidroAysén.

 

El obispo de Copiapó, Gaspar Quintana, señaló a ADN Radio Chile que el cuidado del medioambiente cae en la categoría de los DD.HH. “Yo en repetidas oportunidades he dicho que estoy en contra del proyecto Pascua Lama, no por revolver el gallinero, sino simplemente por motivos de humanidad y también por el lado del Evangelio de Jesús”.

 

En tanto, Infanti, obispo de Aysén, afirma que Hidroaysén es “éticamente inaceptable” y sus fundamentos se encuentran en una carta llamada Danos hoy el agua de cada día”, la que será dada a conocer públicamente hoy, en Coyhaique.

 

“Si la tierra y el agua son de Dios, nosotros no somos dueños de ellas, sino sus inquilinos. El consumismo, fruto de una política neoliberal extrema, nos lleva a gastar más, consumir más, y eso siempre va en perjuicio de la naturaleza. Nos hace ser agresivos, cada vez más destructivos frente a ella”, señala Infanti, en un texto que promete ser provocador.

 

Además, al lanzamiento invitó al filósofo y teólogo de la liberación, Leonardo Boff, ex sacerdote brasileño (de la orden franciscana) que se ha especializado en temáticas medioambientales y criticado abiertamente a SS -su ex profesor-, por su estilo de gobernar la Iglesia y su actitud frente al mundo plural de hoy.

 

La Iglesia chilena parece estar poniéndose las pilas…

 

Anuncios