A falta de gente sufriente en el pueblo fantasma, los medios y los corresponsales-transmitiendo-en-director-desde-el-lugar-de-la-tragedia han optado por hacer noticia creando una cruzada mediática para salvar a los perros, gatos, conejos y ovejas mascotas de Chaitén.

 

Un canal, incluso, conmovido por los ojos de un quiltro mezcla de labrador con qué sabe qué, lo subieron a un helicóptero para llevarlo a Puerto Montt, acción que fue documentada paso a paso para el noticiero de las 9. ¿Contemplará el capítulo 2 el reencuentro con su amo/a, en cámara lenta y música de fondo?

 

Para no ser menos, diputados de todas las bancadas, siempre atentos al clamor popular, se sumaron a la iniciativa, promoviendo un proyecto de acuerdo de la Cámara de Diputados que contempla pedir a la Presidenta que solicite que, cuando existan condiciones ambientales y volcánicas, autorice la evacuación de las mascotas, con el auxilio de las FFAA y de Orden, y que instruya al Ministro del Interior para que la ONEMI incluya en el contenido de sus planes de emergencia el rescate de animales domésticos.

 

Y lo lograron. Un gran triunfo ciudadano. Ayer en la tarde, desafiando la furia del Chaitén en erupción, la ministra de Medio Ambiente, flanqueada por el Ejército, Carabineros y veterinarios, rescató entre lágrimas a más de un centenar de mascotas, que fueron trasladadas a un poblado cercano a Futaleufú, donde se establecerá un refugio temporal con comida y bebida.

 

Las imágenes llenaron nuestros noticiarios y las portadas de los diarios nacionales, aunque la pregunta que los desinteresados no se han hecho aún es ¿dónde votarán los chaiteninos si no pueden regresar a sus casas?

 

 

Anuncios