De todos los colores, tribus, edades y credos eran las miles de personas que marcharon el sábado en el mundo, a favor de la legalización de la marihuana, en la Global Marijuana March (GMM), evento que se realiza simultáneamente en más de 200 ciudades.

 

Los motivos: hacer evidente la cantidad de consumidores para terminar con la discriminación, la persecución y la criminalización, reclamar por la despenalización de la tenencia para consumo, los usos medicinales y el autocultivo.

 

En Argentina, le dicen la Marcha del Millón de Porros, y los consumidores de cannabis asumidos se reúnen en los parques que rodean el planetario de Baires, en Córdoba, Rosario, Jujuy y hasta la lejana Tierra del Fuego para apoyar la causa.

 

Pero los marchantes trasandinos no están solos, ya que el gobierno ha manifestado públicamente, en varios medios y ante las Naciones Unidas, que impulsará un proyecto para despenalizar definitivamente el consumo de drogas ilegales.

 

En Chile, en cambio, la marihuana acaba de ser incluida en la Lista 1, la de las drogas más peligrosas y adictivas, cuyo tráfico es castigado con mayores penas.

 

Acá la GMM se llama la Marcha Verde, según pude leer en la web de Cáñamo, la única revista dedicada exclusivamente al tema, aunque no pude confirmar si los compatriotas pro cannabis marcharon o no, aunque encontré una serie de páginas que tratan el tema, con mayor o menor profundidad, como THC o Cultiva tus derechos. Mi lema es: infórmese y opine.

 

 

Anuncios