La ONG pro derechos humanos Amnistía Internacional (AI) ha lanzado un video en Reino Unido contra la técnica de asfixia simulada (‘waterboarding’, en su sigla en inglés) utilizada por Estados Unidos contra los presos encarcelado en Guantánamo y en cárceles secretas en su guerra contra el terror.

AI denuncia así el uso de técnicas de interrogatorio con detenidos condenas por la Convención contra la Tortura de Naciones Unidas.

————–

“La tortura, o por utilizar el lenguaje de la CIA, los ‘interrogatorios coercitivos’, es un conjunto de técnicas diseñado para colocar al prisionero en un estado de profunda desorientación y shock, con el fin de obligarle a hacer concesiones contra su voluntad.  La lógica que anima el método se describe en dos manuales de la CIA que fueron desclasificados a finales de los años noventa. en ellos se explica que la forma adecuada para quebrar las ‘fuentes que se resisten a cooperar’ consiste en crear una ruptura violenta entre los prisioneros y su capacidad para explicarse y entender el mundo que les rodea. Primero, se priva de cualquier alimentación de los sentidos (con capuchas, tapones para los oídos, tapones y aislamiento total), luego el cuerpo es bombardeado con una estimulación arrolladora (luces estroboscópicas, música a toda potencia, palizas y descargas eléctricas). En esta etapa, se ‘prepara  el terreno’ y el objetivo es provocar una especie de huracán mental: los prisioneros caen en un estado de terror y conmoción tal  que no pueden pensar racionalmente ni proteger sus intereses”. Naomi Klein, ‘La Doctrina del Shock’

 

Anuncios