cruce-verbal.jpg

Ha pasado menos de una semana y los ánimos no se calman. Las acusaciones fulminantes abundan y la guerra ya empezó por las palabras descalificadoras y las acusaciones cruzadas. Los tres presidentes de los tres países de nuestro norte gritan, chillan, inventan, reclaman, exigen. Ninguno de los tres (cuatro si sumamos a Managua) es un santo, como santa no es la guerra que parece avecinarse.El barrio está inquieto, casi revuelto.

Mala la hora de venir a morirse en tierras ecuatorianas alias Raúl Reyes y de arrastrar consigo la abulia local. Mala hora en que los colombianos se les ocurrió traspasar las fronteras para perseguir a las FARC. Mala hora en la que se dio cuenta Chávez que así podría atrapar a su archienemigo en contradicción. Mala hora en la que Correa y Ortega prestaron sus voces y razones al Antiimperialista.

Que los colombianos hicieron mal incursionando en territorio extranjero, nadie duda. O casi nadie, ya que en la historia se han otorgado ese papel aquellos que no deben ser nombrados para que no se aparezcan. Israel y EEUU son íconos metiches por excelencia. Donde nadie los llama, allá van a parar, con sus aviones, tanques y espías. Es su modo de pensar y actuar: nos concierne todo lo que nos dé la gana (o que huela a petróleo o buen negocio). Y punto. O bomba.


Colombia se ha contagiado hace rato, entrando en la renovada lucha contra el Eje del Mal. Creerle al anfitrión de la Casa de Nariño sería ingenuo. Su prontuario no es el más limpio, a pesar de su voz cantadita y su sobrero panamá blanco. Los computadores del finado hablan mucho, quizás demasiado.

En la otra esquina, cargados de palabras y palabrotas, haciéndose los ofendidos, la tríada inventa justificaciones. Reclaman que Ingrid casi estaba arriba del helicóptero para regresar a casa. Que sus citas con la guerrilla eran de buena fe. Que ellos, los bolivarianos, sólo piensan en la unión, mientras empoderan a sus pueblos con armas y palabras ardientes.

Mientras cae en la selva otro guerrillero, la Cumbre de Río se ha transformado en el ring para el segundo asalto. ¿Dónde será el tercero?   

Anuncios